Superpoderes

Tuve un amigo de niño que tenía un gran superpoder

Podía pronosticar con asombrosa precisión las cosas.

Si llegaba a fallar, fallaba por algo ínfimo, irrelevante e imperceptible. Cada año pronosticaba su nota final del colegio, apuntando incluso en las milésimas. Una vez falló. Predijo que terminaría con un 6,72 y fue 6,73. Cuando hablábamos de lo que seríamos de grandes, decía: ” Yo seré analista de riesgo”. Extraña predicción, pensé “para mis adentros”. Un año después, sus padres murieron en un accidente y se fue a vivir con sus abuelos, lejos en el campo.

Un día, hace poco, lo vi en Linares. Subiste 42 kilos y medio – me dijo el muy odioso. Mi morbo no aguantó y le pregunté a qué se dedicaba, esperando ser testigo de sus superpoderes o de una aparatosa caída. Trabajo en la Asociación de canalistas de Linares – respondió. Masticando un extraño triunfo, porque por fin le podia enrostrar su gran error de predicción, le pregunté: ¿Y que haces ahí? – Soy Analista de Riego.

Nunca lo volví a ver.

 

Escrito por

Gustavo Winroth

Gerente de Ventas en Geomanager SpA

Leave a Reply

*